Xoán Leiceaga Baltar

POESÍA

161

El coitus incondicional al extranjero, la gran oportunidad
única —frecuente y triste si se desperdicia—
de llenar antes del fin su vacío.

162

Seducirlo, abrazar a tu otro
es la posibilidad solitaria de prender la luz.
La iluminación es el espanto, insuperable, de la negrura.

163

Se puede escalar solo, mas no hasta la propia culminación.
Se precisa al otro, por bien áspero que sea el contraste, para lograrlo los dos.
Y angosta, y sinuosa es la recta de ajuste: solitaria pasarela.

163-bis

La sombra no puede bucear al propio fondo.
Precisa al otro, su contraste y su reflejo para lograrlo.
Sus bases, el mismo fondo común, el origen.

164

La sombra no puede bucear al propio fondo.
Precisa al otro, su contraste y su reflejo para lograrlo.
Sus fondos el mismo, base común, el origen.

165

El engarce de las sombras, unas con otras
es la euforia milagrosa, el rojo orgasmo, alumbramiento.
La lumbre sanctasanctórum de otras dudas nacientes de nuevas sombras
la luz bienaventurada del Uno que brota desde su Cero.

Volver