Xoán Leiceaga Baltar

POESÍA

Boicot

No me importa que una nieve
invada o queme mis últimas procesiones.
Tampoco aquello que pueda caer
del vertedero o del fuego
se trate de calderilla, húmeda aún y parlante
o chatarra de la seca, ya en formato de ceniza.
Ni siquiera que, a posteriori
un espejo, o una cámara, recoja
o no recoja, mis desechos
o los arroje o conserve, venda o regale.

Nada de eso me incomoda
pues ya se habrán ausentado
las diástoles y la dentadura, los atrevidos
que aun podrían reclamar.

No obstante, sea este o sea otro el ardid
y aún yo erecto sobre la peana
que deberá preceder a mi desahucio
sé que el beato estrabismo de las ternuras
recortará mis raíces de libertad.

Volver