Xoán Leiceaga Baltar

POESÍA

101

Y despertabas
como camino de auroras.
E iniciaban mis pasos ese rosario de luz.

102

¿Sabes?, comienza a nevar.
Hermoso aviso, que creador nos converge
y nos convoca a la lumbre que solivianta nuestras ternuras.

103

Esferoidal es tu océano, y aún alborotador.
Despoja al cielo del arco iris
para acicalarte.

104

Mi corazón ya no latía.
Mi vientre ya no nadaba en tus mares.
Mis pulmones no respiraban el aire de tu ansiedad.
Tus ungüentos naturales limpiaron al fin la costra de la apariencia.

Volver