Xoán Leiceaga Baltar

POESÍA

57

Árbol querido
había visto ya todo, eso creía
antes de tu evolución, de tu verdor deslumbrante.

58

Tus estallidos son volcánicos, Eva.
Fugaz el mío, no más que una solfatara de urgencia.

59

Hasta la cima, renegaban mis pasos por las trochas.
Hoy desertan del retorno, su vía crucis.

60

Mi inconsciencia natural
ha sentido tus milagros en su vibración.
Ya por siempre me he quedado suplicante en tu nidal.

Volver